Genética Espiritual – 10. HERENCIA DE PECADO Y SUS CONSECUENCIAS

$USD 8.00

El rey David cometió pecado de sangre y de sexo al enviar a Urías a que tuviera una muerte segura en el frente de batalla y así tomar a su esposa Betsabé; Dios le reclama y le hace saber las consecuencias: Escándalo sexual y muerte violenta entre sus hijos.

El rey David fue perdonado por su pecado, sin embargo, tuvo que pagar las consecuencias.

Nosotros, al apartarnos del Señor por nuestros pecados, podemos recibir el perdón que nos libra de la condenación, sin embargo, las penas merecidas por esos pecados, las habremos que pagar aquí o en el purgatorio.

En este tema veremos cómo nuestro Señor en su infinita misericordia, ha puesto a nuestro alcance el perdón de nuestros pecados y de las penas merecidas por esos pecados por medio de la indulgencia plenaria.